Innova Quality In Use

Computación Ubicua para recopilar la información que rodea al usuario y mejorar la interacción de este con el medio

El Proyecto Innova surge para hacer más sencilla la interacción con el usuario. Un entorno de Software de este tipo asegura la calidad en el uso de los sistemas de computación ubicua.

Financiado por la Dirección General de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendimiento Industrial de la Consejería de Innovación, Industria, Turismo y Comercio del Gobierno de Cantabria y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Cantabria con una tasa de cofinanciación del 50%.

Objetivo del proyecto

Su principal objetivo es recopilar datos de interacción, puesto que son clave para la adaptación al contexto del usuario.

Almacenar información del contexto geoespacia (las regiones de interés del usuario) y temporal (la duración y regularidad de las interacciones). De este modo puede construir modelos con patrones de comportamiento que permite identificar determinados perfiles. Puede segmentar una comunidad de usuarios y anticiparse a las hipotéticas acciones de estos.

 

Características

Una de sus principales características es la utilización en cualquier momento de dispositivos o aplicaciones que intercambian información con el entorno. Esto ha cambiado la forma tradicional de interactuar con los sistemas. Tradicionalmente el usuario debía ejecutar explícitamente las acciones que le permitiesen cumplir sus objetivos en cada momento.

En la actualidad, sin embargo, las propuestas basadas en este paradigma apuesta por entornos de interacción. Estos entornos están formados por sensores  que permiten identificar el contexto y los propósitos que demuestra tener el usuario.

 

Trasfondo tecnológico

El software está compuesto por sistemas sensibles al contexto que ayudan a resolver las necesidades del usuario. Esto lo consigue mediante actuaciones predictivas, geolocalización y recomendaciones personalizadas. Además, la importancia de la calidad del software es cada vez más determinante.

Este proyecto plantea la construcción de un entorno software que pueda ser adaptado e integrado en sistemas sensibles al contexto. Esto permitiría evaluar automáticamente su calidad en uso.  El entorno software aplicará técnicas de inteligencia artificial para general automáticamente especificaciones que modelen el contexto de interacción sistema-usuario. Esto permite la automatización del proceso de evaluación y optimización de la calidad en uso, minimizando los costes en personal.

 

Proyectos de este tipo están en pleno auge de investigación e interés. La implantación de estos sistemas hace prever que las empresas del sector tecnológico debemos empezar a adaptar nuestros servicios. El riesgo de no hacerlo es quedarse obsoleto.  Es prioritario generar soluciones que automaticen los sistemas que interactúen con el usuario.

AXPE la solución que plantea es un proyecto que generaría un entorno software independiente y desacoplado de cualquier sistema embebido. Esto permite su explotación para automatizar procesos de evaluación con independencia de las tecnologías empleadas en su construcción.

 

Proyecto cofinanciado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital (MINETAD) y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco de la convocatoria 2016 de la Acción Estratégica de Economía y Sociedad Digital, número de referencia del proyecto TSI-100102-2016-12

Trasfondo tecnológico

La gestión de la red es una de las tareas más costosas para las empresas operadoras de telecomunicaciones. En consecuencia, hay una tendencia de delegar la gestión de la red en la propia red. Esto se conoce como Autonomic Networking. Pero, hoy en día, el diagnóstico de fallos sigue siendo una tarea no-autónoma. Tradicionalmente, este proceso se ha llevado a cabo por expertos humanos apoyados por sistemas de monitorización para la detección de alarmas o síntomas. Pero, incluso con esos sistemas, la tarea de diagnóstico es fundamentalmente un proceso manual.

El aumento constante en el tamaño y la complejidad de la red hace que el diagnóstico de fallos sea una tarea fundamental para el negocio que debe ser gestionada de manera rápida y fiable. Para llevarla a cabo, se requieren ingenieros altamente cualificados, pero incluso estas personas no siempre son capaces de hacer frente a la creciente heterogeneidad y complejidad de las redes, ya que el diagnóstico es un proceso difícil, requiere mucho tiempo y, por lo tanto, es una tarea costosa. En consecuencia, los operadores tienen el objetivo de automatizar totalmente el diagnóstico de fallos para reducir el coste de operación y mejorar la experiencia de los clientes a través de la operación automatizada de los procesos de diagnóstico estandarizados.

 

Objetivos del proyecto

Con el fin de solventar las limitaciones mencionadas anteriormente y avanzar en el desarrollo de técnicas de diagnóstico automático para redes SDN, este proyecto tiene como objetivo generar diferentes técnicas de monitorización y diagnóstico basadas en técnicas de inteligencia artificial que permitan al sistema aprender o adaptarse a los cambios y a la evolución de la red. Para ello se plantean estudiar y evaluar diferentes técnicas de computación evolutiva o técnicas de aprendizaje automático. Por un lado, las técnicas de computación evolutiva son técnicas muy atractivas y utilizadas en la literatura para resolver diferentes problemas de optimización, lo cual resulta interesante para evaluar y/o monitorizar el estado de la red y así poder detectar diferentes anomalías en tiempo real. Por otro lado, las técnicas de aprendizaje automático ofrecen la capacidad al sistema de aprender del entorno con datos recolectados con anterioridad, lo cual permite adaptar el comportamiento del sistema si el entorno se ve modificado por factores externos.

El desarrollo de este proyecto va a permitir a AXPE Consulting potenciar su posicionamiento como proveedor de referencia en el Sector de la Telecomunicaciones, al mismo tiempo que nos ayuda a consolidar nuestra área de I+D+i, como palanca de desarrollo corporativo y elemento diferenciador frente a nuestra competencia.