Agile se concibió para el mundo del software. Debido a su extrema incertidumbre, no adaptarse a los cambios rápidamente podía conllevar que el proyecto fracasará antes incluso de lanzarlo al público. Pero si echamos un vistazo al panorama empresarial, deberíamos hacernos una pregunta: ¿qué entorno ya no es de extrema incertidumbre?

La única certeza es el cambio, por lo que cada vez más empresas están adoptando metodologías ágiles en sus equipos, sin importar la naturaleza de estos. Así podrán enseñarles a:

  • Trabajar en equipo.
  • Gestionar el cambio.
  • Mejorar constantemente.
  • Aceptar los errores y aprender de ellos.
  • Trabajar de manera auto gestionada.

Estos son algunos ejemplos que permiten a las empresas tener empleados motivados, y esa motivación hace que se puedan alcanzar metas y objetivos con mayor facilidad y así sucesivamente.

En una encuesta realizada a 664.000 trabajadores en todo el mundo, la firma de investigación Industry Standard Research [1] halló grandes diferencias entre las empresas con trabajadores altamente comprometidos y aquellas tenían un compromiso menor por parte de sus trabajadores:

Influencia de la motivación de los trabajadores en la cuenta de resultados

Mejora cuenta resultados

[1] Isson Jean Paul y Harriott Jesse People Analytics in the Era of Big Data: Changing the Way You Attract [Informe]. – 2016.

Agile se basa en las personas. Los trabajadores dejan de ser recursos y se convierten en personas. La motivación de los empleados es fundamental. Las personas ya no son piezas

fácilmente intercambiables sino que piensan y tienen emociones. Las personas generan valor y ese valor es tangible y puede afectar a la economía y a los resultados de la empresa.

Los equipos de RRHH están aprendiendo la filosofía y los valores de Agile para transmitirlas a toda su organización porque entienden que hay una relación directa entre empleados satisfechos > clientes satisfechos > incremento de los beneficios.

Existe un gran número de empresas que están fuera del sector IT que ya han llevado a cabo procesos de implantación de metodologías ágiles e incluso transformación digital, dentro de nuestro país podemos citar a:

Empresas Agile

Así, Agile es fácilmente adaptable a los diferentes mercados por su énfasis en las personas en lugar de en los procesos. Por este motivo podría incorporarse en diferentes empresas de cualquier sector para maximizar el rendimiento y la satisfacción de los empleados, así como de los clientes.